critican el “asalto, golpe y atropello”

Ministros, funcionarios y legisladores del Frente de Todos salieron en bloque a criticar la posible asunción del presiente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, al frente del Consejo de la Magistratura.

critican el “asalto, golpe y atropello”

En bloque, diferentes ministros, funcionarios nacionales y legisladores del Frente de Todos salieron a objetar la asunción del presidente de la Suprema Corte de Justicia, Horacio Rosatti, al frente del Consejo de la Magistratura, organismo encargado de controlar, remover y designar a los jueces. Los oficialistas hablan de “asalto”, de “golpe institucional” y de “casta”.

“Esta Corte Suprema tan cuestionada acaba de asestar un golpe constitucional, ya que se arrogaron facultades del Congreso nacional y revivieron una ley que había sido derogada en 2006″, remarcó el ministro de Justicia, Martín Soria.

Read:  Inquilinos e inmobiliarias vuelven a debatir la Ley de Alquileres: qué pide cada sector

– Publicidad –

Soria además reparó en que que Rosatti es “el mismo que fue designado a dedo” por el expresidente Mauricio Macri como integrante de la Corte Suprema de Justicia, y que ahora quiere “asumir en el Consejo de la Magistratura“.

“La intromisión de la Corte sobre facultades de otros poderes se articula con el bloqueo que hace la oposición a los proyectos de reforma de la Justicia. No están salvando la República; están protegiendo a los saqueadores de la Argentina y a todos sus cómplices“, sostuvo Soria.

El funcionario recordó que el Gobierno impulsa una ley para modificar el Consejo de la Magistratura, que obtuvo media sanción del Senado y espera tratamiento en Diputados, y afirmó que “el único poder del Estado que puede sancionar y darle validez a las leyes es el Congreso y no un juez de la Corte, y mucho menos uno designado por decreto por Macri“.

En tanto, el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Germán Martínez, advirtió hoy que, si Rosatti, asume hoy la titularidad del Consejo de la Magistratura, se configurará “un escenario de gravedad institucional” y volvió a señalar que existen “alternativas para evitarlo”, como otorgar más “tiempo para legislar”.

– Publicidad –

“Si hoy el presidente de la Corte asume la Presidencia del Consejo de la Magistratura, se consolidará un hecho gravísimo para la vida institucional argentina. Los posibles caminos están bien definidos: darle tiempo al Congreso para legislar, o insistir en un escenario de gravedad institucional”, sostuvo el diputado oficialista.

En ese contexto, Martínez evaluó que “será una decisión política de la Corte, y especialmente de su presidente”. “Esperemos que prime la cordura y la defensa de las instituciones“, concluyó sobre el escenario de incertidumbre que rodea al Consejo de la Magistratura.

En tanto, el senador del Frente de Todos, Oscar Parrilli, apuntó que Rosatti, está “asaltando el Consejo de la Magistratura al estilo Rambo” y consideró que la asunción del titular de la Corte se traduciría en “un golpe de Estado institucional a uno de los poderes“, para “garantizar impunidad a Macri”.

“Hay dos jueces que fueron nombrados por decreto por Macri y ellos aceptaron ser nombrados por decreto, violando expresamente la Constitución; después tuvieron que corregirlo por el escándalo internacional y nacional tan grande”, sostuvo sobre la designación de Rosatti y de su par Carlos Rosenkrantz en el Máximo Tribunal en 2016.

Consejo de la Magistratura. El oficialismo apunta a Rosatti por asestar un "golpe institucional".
Consejo de la Magistratura. El oficialismo apunta a Rosatti por asestar un “golpe institucional”.

Luego, Parrilli señaló que lamenta “que gran parte de los dirigentes de Cambiemos sigan a Macri, porque esto claramente es una maniobra de Macri para lograr impunidad en el Consejo de la Magistratura como ya la tiene en la Corte, frente a la avalancha de denuncias que tiene”.

En ese sentido, Parrilli recordó que el expresidente de Cambiemos afronta causas por “el envío de armas a Bolivia, el espionaje a su familia, su partido, a nosotros y la causa por el endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”.

Por su parte, el diputado del Frente de Todos, Marcelo Casaretto, también opinó que no se debe respaldar el desembarco de Rosatti al Consejo de la Magistratura.

“La ley está en tratamiento. En el Senado ya consiguió media sanción, ahora tenemos que tratarla en Diputados. Convoco a todas las fuerzas políticas a que debatamos esto y no convalidemos este desembarco de Rosatti en el Consejo de la Magistratura sin ninguna ley de Congreso que lo respalde“, afirmó el legislador.

El Concejo de la Magistratura afronta horas decisivas.
El Concejo de la Magistratura afronta horas decisivas.

Además, el diputado nacional criticó que no se esté respetando la “independencia de poderes” y sostuvo que la Corte Suprema no tiene que integrar el Consejo de la Magistratura y “mucho menos” presidirlo sin una ley en el Congreso que lo disponga. “Existe una desesperación y ambición de poder por parte del máximo tribunal”, remarcó.

“La ley del Consejo de la Magistratura tuvo vigencia desde el 2006 y la Corte demoró 15 años en darse cuenta de que supuestamente es inconstitucional y emplazó arbitrariamente al Congreso a tratar una nueva norma en cuatro meses, de los cuales tres eran parte del receso del período ordinario de sesiones. Entonces, nos estaría dando un mes para tratar lo que ellos se tomaron 15 años”, se quejó Casaretto y  subrayó que, “si pretenden avanzar en ese sentido, estaríamos frente a un conflicto de poderes”.

La ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez, que la llegada de Rosatti constituye “un atropello institucional y un avasallamiento al Poder Legislativo“, que “pone en peligro el Estado de derecho“. “La Justicia no debe legislar. Se está poniendo en peligro el Estado de derecho y la división de poderes, pilar central de nuestro sistema democrático”, sentenció.